Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Explorando nuevos horizontes

Sentados a la mesa, saboreando los ultimos pinchos de pulpo y apurando los ultimos sorbos de mencia, la conversación monografica de la pesca, toma una nueva dimensión cuando alguien sugiere una alternativa a la pesca del sargo cuando esta no sea posible.
Diferentes propuestas van desmenuzandose,al mismo tiempo que las copichuelas y los cafes calientan nuestras cabezas.
Vamos al congrio, con caña.
Como? Cuando? Que? 
El congrio es un depredador,que en algúnos  lugares es una captura tenida en poca consideración,pero es un pez que nos depara una pesca muy deportiva y combativa,no siendo escasos los tamaños por encima de los 8 o 10 kg,que nos aseguran combates dignos de ser vividos,combates que despues de varios minutos luchando con una bestia de estas,nos dejan los brazos como chicle,una pesca para realizar en compañía ya que nunca sabemos que sorpresa nos deparará la noche y tener a mano un bichero y un compañero que lo maneje,nunca está de más.Por otro lado,es un pez que en el plato no desmerece,aunque tampoco sea un pescado con fama para los fogones,pero en determinadas preparaciones como puede ser una caldereta,en salsa verde,al ajoarriero o en empanada,es realmente exquisito.Por todo ello,nos vamos a decidir a dedicarle algunas jornadas de pesca a este fiero contrincante.
Se llena la mesa de preguntas y algun rostro estupefacto no da credito.
Los ojos brillan. Comenzamos a valorar esa opcion. Es una pesca nocturna, los horarios aptos para todos, poco sacrificada, aguas tranquilas, tecnica escasa, pero gratificante cuando uno de estos elementos muerde el cebo. 
Solo uno de nosotros habia probado antes esta pesca. Los demas todos novatos.
El tiempo se echa encima y con pereza levantamos de la mesa no sin antes despedirnos deseando llevar a cabo una nueva experiencia. ...
Dos semanas después......05.00pm
La noche tranquila,  sin viento, se muestra compañera apacible; la parte exterior del puerto configura un estupendo escenario para unas horas de caña y conversacion.

Establecidos ya en la puesta y con las cañas en posición,  abrimos el termo, el agradable aroma del cafe invita a la conversación, no sin quitar ojo al luminoso de la caña, imprescindible para notar las posibles picada
s en noches preferiblemente oscuras para la caza de este pez...con parsimonia el compañero lia un cigarro mientras la sardina trabaja en el fondo de un mar calmado intentando atraer la deseada presa. 
Batallas pesqueras del pasado amenizan mas si cabe esta relajante salida,cuando un ligero movimiento  hacia delante del puntero centra nuestra atención; vemos como se relaja la caña volviendo a su posicion natural, nuevamente el puntero se inclina hacia el mar, estos movimientos dan la impresión de ser acompasados con el agua, pero tienen una cadencia distinta, esa es la diferencia. Se levanta con decision, acomoda el pitillo en la boca, alza la caña,  tantea el tensado del sedal con la yema del dedo, espera unos segundos eternos y pega un tiron hacia atrás,  comenzando una batalla que para nada me esperaba; la vara vintage dobla y sacude la punta con furia, mientras ruge el carrete sacudido por las vueltas de manivela; cuatro minutos de lucha continua y las luces frontales nos iluminan al combatiente, un congrio que intenta escabullirse entre las rocas del dique rozando el hilo contra las mismas; me apresuro a bajar con la sacadera,pero tarde, un golpe de fortuna para este poderoso animal o el triunfo de su lucha tal vez, provocan la rotura de la linea madre.
 
Con la adrenalina disparada y la sensacion de que podemos estrenarnos, preparamos el bajo;  plomo
corrido de 100grs, emerillon,hilo de 0,80 , 35kgs de aguante,  anzuelo 7/0 revirado a la dcha y de cebo nuevamente mixto, sardina primero chipiron despues, licra para fijarlo y lance al agua.
Toca espera, vuelve la calma despues del subidon; algo ha cambiado ya en la noche y en nuestras vidas, esta pesca simple engancha; comienza a llover, una lluvia fina e indecisa trata de echarnos del lugar, como si el mismísimo Poseidon quisiera advertirnos que arrancar de sus dominios a uno de sus soldados, podria salirnos caro....un pequeño resbalon, por la roca mojada, nos mantiene alerta. Recordamos que incluso la noche mas tranquila, puede convertirse en una pesadilla, no nos acobardamos, pero mantenemos los sentidos afilados.
Otra vez esos característicos vaivenes de la puntera,  minutos despues, marcan picada; comienza la lucha,  esta vez la suerte cae de nuestro lado , la sacadera presta recoge al valiente de entre las rocas. No es un gigante, ni tan siquiera alcanza los seis kilos, pero una picada suya bastó para engancharme.





















Llega el amanecer acompañado del cansancio, un rayo de luz se abre en la oscuridad , un ultimo cigarro, silencio, meditacion....


 ....volveremos, se abren nuevos horizontes....



martes, 12 de noviembre de 2013

Mal día para dejar de fumar.

Hola a todos.

Después de un tiempo sin noticias nuestras,aquí estamos de nuevo para contaros otra nueva jornada de pesca que si bien no fue pródiga en capturas (más bien lo contrario),si lo fue en situaciones que normalmente no se dan y cuando se acumulan en una sola jornada,no puedes menos que dar gracias por llegar a casa sin ningún incidente grave que lamentar,al final es una de esas jornadas que recordarás con una sonrisa y servirá para contar anécdotas a los hijos el día de mañana,ademas como estos pequeños sucesos ocurrieron en buena compañía,pues siempre son mas llevaderos.

Bueno,pues vamos a la narración de los hechos.Este fin de semana,otro mas y van no se cuantos,pues tuvimos distintos compromisos que no permitieron que nos reunieramos el grueso de la cuadrilla para echar unas vareadas,Jose se acercaba al Seixo Blanco a intentarlo y después de encontrarse con una mala mar que imposibilitaba la pesca,sacar un buen sargo y algún que otro alevin (que fueron devueltos),se tuvo que rendir a la evidencia y emprender el camino de regreso a casa.
Jesús y Munaím tambien lo intentaban con parecido resultado,pero al final se tuvieron que retirar a un puerto a intentar la pesca del congrio,modalidad que estamos retomando algunos despues de varios años y otros del grupo se estan iniciando,con buenos resultados,los cuales os comentaremos en otra entrada.

Vicente se trasladaba el sábado a su tierra natal en la Costa da Morte,para una reunión familiar,que tambíen le servia para planificar una jornada de pesca por la zona,con su tío,el cual arrastra dificultades físicas que le impiden citarse a menudo con el mar en busca de alguna captura,ya que solo no puede ir.A ultima hora se nos unía otro familiar con ansias de aprender las artes del vareo y del corcheo al sargo,modalidad que nunca había practicado y por la que siente gran interés.
Después de ver las predicciones metereológicas y de la mar,con viento del Oeste moderado y un mar con olas de 4 m. y mucho mar de fondo,nos decidimos por probar unos pedreros cerca de la localidad de Santa Mariña,antiguo pueblo corsario y actualmente dedicado integramente a la pesca,un pueblo muy curioso metido a calzador en una cuña formada entre dos montañas y con un acceso al mar relativamente comodo,a tiro de piedra por un lado de Camelle y por el otro lado,del Cementerio de los Ingleses,toda esta zona,de relativo buen acceso a los pedreros,destaca por su fama de tener unos fabulosos pesqueros.


Imagen de Santa Mariña,con el puerto y las playas de bolos


Punta elegida para la jornada de pesca


Vertiente en la que estuvimos pescando.




Así pues el domingo todavía con la noche encima,emprendíamos la salida a Santa Mariña,con la lógica ilusión y esperanzas por pescar en un lugar nuevo para nosotros,pero con cierta prisa por llegar ya que la pleamar era a las 9.15 de la mañana y como mis acompañantes no se sentian seguros caminando por los pedreros de noche,decidimos ajustar en la medida de lo posible,la llegada al mar con el despunte de los primeros claros del día.Nos acompaño todo el viaje una niebla y una llovizna,que hacían presagiar una jornada incomoda de pesca,no sabiamos todavía hasta que punto.
Tan pronto como llegamos a Santa Mariña,ya se adivinaba que el mar estaba pegando duro,porque en este lugar,primero se oye rugir al mar y luego se lo encuentra uno de frente,pero estabamos seguros de encontrar una piedra que nos permitiera tantear la riqueza de este lugar.
Pues tan pronto aparcamos,salimos del coche y abrimos el maletero,creí que se me venía el mundo encima,ya que fue el momento en el que me di cuenta de que nos habíamos dejado el cebo en la nevera de casa y la única posibilidad de pescar,era hacer de nuevo el camino de regreso a por las gambas,con lo que perdimos una hora de pesca y nos presentamos de nuevo en el mar con el repunte de la marea y pillados de tiempo.El cabreo que tenía conmigo mismo era monumental,pero no había tiempo para mas lamentaciones y nos dirigimos a la zona elegida.Tan pronto llegamos ya nos dimos cuenta de que las condiciones del mar eran peor de lo que nos imaginabamos,con unos golpones tremendos rompiendo en paralelo a la costa,la situación se presentaba muy compleja para pescar encima de la piedra de la linea de costa,si bien para pescar al largo el aspecto era francamente bueno


Aspecto del pedrero elegido


En esta zona era donde entraron los sargos


Hermosa estampa caracteristica de A Costa da Morte


.Rapidamente montamos las cañas,creo que excesivamente rápido,ya que cuando voy a hacer el primer lance,veo que un cuerpo extraño se desliza por el sedal y aterriza en la boya,sin poder dar crédito a mis ojos,veo que es la primera anilla que partio a ras de la puntera y descansaba encima de la boya.Me sente,en las piedras,porque sabía que no tenía remedio,ya que no había traido repuestos conmigo y es uno de estos días en los que dudas entre largarte a tomarte un cafe,un vino y una tapa de callos o capear el temporal como mejor se pueda,asi que decidí sacar las anillas flotantes de la puntera y pescar sin puntera,o lo que es lo mismo, "a las bravas".


Costa da Morte

Ya desde el primer lance vi que la caña perdía por completo la sensibilidad,los lances se quedaban mas cortos pero aun asi lo segui intentando y ya mediada la bajada,dimos por fin con los sargos,en una puesta espectacular con una laja inmensa que se adentraba en el mar en una pendiente de vertigo,por la que subian las olas,sin peligro para nosotros pero si con avisos continuados.Los dos primeros salieron uno detras de otro,la dificultad para detectar las picadas era tremendo,ya que sumado al mareton que había,que hacía perder de vista constantemente la boya,se sumaba la falta de sensibilidad de la caña.Perdimos otros tres,uno de gran porte,de la misma manera,cuando los estabamos echando a tierra,un golpon de mar brutal se los llevo literalmente por el aire hasta que los perdimos de vista.
Y como habían llegado se fueron sin darnos mas opciones a capturar alguno mas,cuando mi otro familiar que ya hacía bastante rato se había cambiado de puesta a la ensenada,cansado de luchar contra un mar embravecido y falto de costumbre de lidiar en estas condiciones,nos llama al movil y nos dice que apañó algo de camaron con un retel y que lleva cuatro lubinas y que acaba de perder una bastante buena.Imaginaros la reación,salimos como cohetes en busca del lugar donde se estaba dando el festín y cuando llegamos y a los pies de mi familiar veo una charca con 7 bogas que el buen hombre no sabía distinguir de las lubinas, me dieron ganas de estrangularlo por la carrera de obstaculos que nos dimos para llegar al final.Finalmente rompimos a reir,le cayo un vacile que va a durar bastante tiempo y ahora creo que fue el mejor final para una jornada esperpéntica,surrealista o como queramos llamarle.


Famosa puesta por proporcionar una especie recien descubierta,la "lubina-boga",je,je.


Capturas escasas,pero nos saben a gloria despues de los acontecimientos.



Despues de esta mañana tan especial,nos reunimos casi 30 personas a degustar un cocido contundente y a falta de peces que compartir,deleitamos a nuestra concurrencia con estas circunstancias que a mas de uno le arranco una sonrisa y a algun otro pescador de lubinas,le sonrojo.

En fin,como reza el espíritu de nuestro blog,es un espacio para compartir nuestras experiencias y no para presumir de nuestras capturas y esta entrada creo que es un buen ejemplo.

Saludos a todos.

Equipo Sargo Bravo.

lunes, 21 de octubre de 2013

Sabado sarguero

Buenas compañeros, este sabado pasado, con unas condiciones meteorologicas complicadas debido al fuerte viento de SO que reinaba, acompañado de lluvias ocasionales y un golpe de mar algo pasado segun en que zona y demasiado parado en otras, el compañero Jesus y yo nos disponiamos a varear la zona de Sorrizo, teniamos algunas zonas marcadas pero necesitabamos de mareas grandes para poder disfrutarlas, y como esta ultima condicion se cumplia el sabado, alli que nos ibamos.
A ultima hora, un imprevisto impidio que Jesus pudiera acudir a la cita, por lo que una vez mas decidi enfrentarme en solitario a Sorrizo.
Al llegar, solo una zona de muy complicado acceso presentaba un aspecto mas que presentable para que decidiera montar el aparejo.

Zona elegida
 Parte trasera de la puesta

De camino a la puesta, aunque habia gran cantidad de pozas con cangrejos, estas eran demasiado profundas y solo pude hacerme con un cangrejo, el cual parti en dos y empece a pescar con una de las mitades. La picada fue inmediata y un hermoso sargo subio a mi lado. La ilusion me invadio de inmediato, ya que aun quedaban 3 horas de subida y un sargo al primer lance siempre es alentador. De inmediato encarne la otra mitad de cangrejo y al igual que antes, casi recien situada la boya en el sitio correcto.....zas!!!!! pero este fue mas astuto que el primero y consiguio zafarse. Al no tener mas cangrejos comence  a encarnar gambon e inmediatamente las picadas desaparecieron, no le hacian ni caso.
Tras un rato intentando capturar algun cangrejo y no teniendo exito en tan complicada aventura decidi moverme a la siguiente puesta que teniamos en mente.
La decepcion fue inmediata, ya que al estar mas al abrigo, esta segunda puesta tenia menos movimiento que una piscina al aire libre en el centro de Moscu el mes de enero.
Tras unos instantes pensando que hacer, al final opte por asomarme a la zona de Suevos, ya que aun contaba con algo de tiempo hasta el repunte.
Al llegar a Suevos la alegria fue inmediata, ya que el mar se encontraba en perfecto estado. Dadas las condiciones atmosfericas la eleccion de la puesta ya la llevaba en mente desde Sorrizo, asi que no tarde demasiado en lanzar de nuevo el corcho al agua.

Suevos

Desde el primer lance las picadas fueron continuas, pero una vez mas, dada la complejidad de la puesta, fue bastante dificil poner todos los sargos en tierra, quedando un gran numero de ellos a medio camino, consiguiendo llevar a casa los que os muestro....


Indicaros que el amigo Vicente, amante de las escapadas express, el jueves en una hora se hizo con estos tres ejemplares tambien en la zona de Suevos.


Saludos y buena pesca!!!

EQUIPO SARGO BRAVO

domingo, 13 de octubre de 2013

Vareando en la Costa da Morte



Hola Compañeros.

Hoy tocaba salida de pesca y después de un tiempo un tanto perezosos,nos decidiamos a cojer el coche,hacer unos cuantos kilometros y acercarnos A Costa da Morte.
Después de barajar varios entornos,nos decidimos probar en un lugar bellísimo,Punta Nariga,a medio camino del colosal Monte S.Adrián y el incomparable marco del Roncudo,famoso por sus percebes (con bien merecida fama como de los mejores del mundo),como paraíso para los pescadores deportivos.
Saliamos con noche para aprovechar todo lo posible la mañana,teniendo en cuenta que desconocíamos la zona y sus pesqueros,exceptuando alguna vaga información que nos habían proporcionado.
Después de llegar a Malpica,las luces del alba comenzaban a clarear en el horizonte a nuestras espaldas,pero ya se adivinaban los contornos de S.Adrián y la playa de Barizo y la típica ansia se iba apoderando de los que ibamos dentro del coche.


Ya falta poco para llegar y tenemos a Las Sisargas como telon de fondo.



Una serie de buenas puestas en la zona


Buenos sitios,bajadas de riesgo


La bajada a Punta Nariga culmina en el faro,el cual en medio de las ultimas sombras de la noche ofrecía un aspecto que nos hizo lanzar los primeros comentarios de respeto al lugar,este faro,que se cuenta entre uno de los de mas reciente construccion de nuestras costas,no tiene el misticismo de otros como Fisterra,Vilano,La Candelaria o Bares,pero como guardián a uno de los pasos de las Islas Sisargas y avisador de una costa que no concede segundas oportunidades,se ganó de inmediato todos nuestros piropos.





Costa de Nariga con S.Adrian al fondo y las Sisargas


Desde lo alto de Nariga y hacia el Oeste,podemos apreciar los colosos acantlados y macizo del Roncudo,paraíso de la pesca


El mar ofrece un estado de manual,pero creemos que estas puestas necesitan mas batiente para dar mejores resultados.


Una de las puestas


Ya solo nos quedaba la bajada despues de reconocer la zona desde lo alto,buscando los posibles pedreros donde tentar al sargo y ver que condiociones presentaba el mar,ya sabidos que en el dia de hoy era otra jornada de mares calmados con olas de poco mas de 1 metro,pero esta costa siempre hay que respetarla y vale la pena tardar 15 minutos oteando como se comportan las rompientes que luego nos pueden ahorrar algun que otro disgusto o mojadura.La bajada no tiene la dificultad de otros lugares,sin embargo el rocío caído toda la noche y el ser la primera vez que visitabamos este lugar,nos obligaba a tomar todas las precauciones.Las rocas estaban como barnizadas por el mencionado rocío y el agarre era bastante peligroso,ya que ni las suelas de Vibram conseguian que bajasemos con la seguridad y el agarre necesario.


El faro desde el pedrero


Momento de la picada de un sargo.


Jesús sacando uno que fue indultado

Pero finalmente accedimos a la puesta que habíamos elegido y de inmediato nos pusimos a pescar.
Los aparejos utilizados y debido a las fuertes corrientes fueron los ya conocidos como "a la portuguesa",es decir,con una oliva en el bajo,haciendo tope con el anzuelo,para que el cebo puediera rastrear bien los fondos sin ser levantado o se desplazara caceando por las fuertes corrientes,lo cual siempre resta efectividad al engaño.
Los primeros lances se saldaron con sendos sargos,ejemplares de unos 800 gr,que siempre ofrecen una dura resistencia a ser levantados,con lo que se presentaba la jornada de lo mas positiva,pero no tardaron en hacer acto de presencia las indeseadas bogas,llegando a sacar cerca de 2 docenas,con el consiguiente cabreo,cambio de puesta,variaciones en el calado del aparejo,hasta que de nuevo conseguiamos dar con otro sargo.
En estas que estamos pescando y Jesus tenía "ferrada" la enèsima boga,que hacen acto de presencia los arroaces justo al lado de su boya y de golpe la boga deja de tirar y Jesus saca el aparejo cortado a la altura del anzuelo,con lo que nos cabe suponer que un arroaz se llevo una boga con piercing.
Y así entre picada y picada,transcurrió otra jornada mañanera de pesca a los sargos,donde el estar en un entorno como este siempre te carga las pilas independientemente del nº de peces que se consiguen sacar y marchándonos con las ganas de volver a tentar estos pedreros con mas mar,para tentar sargos de mas porte ya que los de hoy no fueron los mas grandes de la temporada pero estamos seguros que con el invierno mas metido y mas rompiente en las olas,los sargos grandes tienen que hacer acto de presencia.


Ya solo por estar en este entorno,se siente uno feliz.



Fin de la jornada


Y regreso a casa


Saludos equipo Sargo Bravo

jueves, 3 de octubre de 2013

Grandes retos pero imposibles.

Hola compañeros.

Hace unos pocos días subiamos una entrada planteandonos un reto que finalmente no vamos a poder ver cumplido,porque cuando la naturaleza te sugiere que ni lo intentes,lo mas inteligente es hacerle caso,pero no nos vamos con tristeza ni pesar porque no podamos pescar en un sitio mítico,si no que nos vamos con una sensación muy especial por haber estado en un sitio digamos que "distinto" y conocer un rincón de nuestra Galicia que desde hoy recomendaremos a todos aquellos amantes de la naturaleza salvaje y distinta,pero de todas formas nos gustaría poneros en antecedentes y comentaros como surge esta historia.

Hace unas semanas,pateando costa,hablando con las gentes de la ribera en busca de sitios especiales,tuvimos la inmensa suerte de toparnos con J (como buen paisano de la tierra,no quiere figurar porque no se siente protagonista de nada).J es un ex-percebeiro que ya paso de los 70 pero que todavía interrumpe lo que tenga que hacer y se olvida del tiempo,cuando se trata de hablar del mar.J es de aquella casta de hombres de mar,que lo único que tenían en la vida era la necesidad de tirar de una familia de 5 hermanos,donde el era el mayor y cabeza de familia ya que su padre "foise co mar" y el otro patrimonio que tenía era el valor necesario para arrebatarle sus tesoros al Rey Atlántico.Le brillan los ojos cuando nos narra que con 16 años,unos calzoncillos y una cuerda que llevaba agarrada por un cabo entre los dientes,mientras su compañero esperaba en las piedras,se hacía a nado la travesia desde la costa a los islotes donde estaban los mejores percebes,eso si,cuando el mar lo permitía,Es de esa casta de hombres con suficientes historias de sustos y disgustos,de pérdidas humanas,de tragedias vividas,pero lleno de un agradecimiento al océano que tanto le quito,porque tambíen fue quien le dio todo lo que tiene, que nos empequeñecen a los que les escuchamos y hasta sentimos cierta verguenza en confesar que somos unos aficionados a la pesca,que la practicamos en los ratos libres,pero que por el contrario nos muestran todo el respeto porque compartimos algo con el que es nuestro amor al mar.Y después de una larga conversación de historias de mar,de hombres,valientes y no tan valientes,pero los disculpa porque "o mar é moi duro",nos comienza a hablar de un sitio,de una manera tan reverente y con tanto respeto,que se nos pone los pelos de punta,un lugar con un largo historial de pescadores ofrecidos en sacrificio a cambio de la riqueza que posee en forma de pesca o marisco y por primera vez oimos las palabras mágicas.MONTEFARO-PUNTA CAMPELO.
Este monte con unas caidas casi en vertical en algun lugar cercanas a los 400 m. fue en su momento una antigua batería de defensa,emplazada en lo mas alto del monte,apuntando a Cabo Prior y Valdoviño,sirviendo de posición defensiva de la costa Norte de Ferrol,con unas instalaciones militares constituidas por media docena de edificaciones asi como un sistema de túneles que aun hoy se encuentran operativos (yo no me atreví a entrar,pero presentan buen estado de conservación).A la pregunta de si se puede bajar al pedrero,J nos dice que habia un acceso que bajaba hasta el borde del mar que se llamaba A Marina,que permitía una bajada relativamente cómoda y permitía subir en aquellos tiempos con las sacas de percebes y pescados.Cuando le preguntamos si es zona de pesca,se nos queda mirando y despues de un largo silencio,nos dice que nunca vio un sitio que diera tanto pescado y tan grande,y nos empieza a enumerar las especies que el vio sacar de alli con una vara entre las manos,con un molinete (en aquellos años solo algun privilegiado pescaba con carrete) y que había jornadas de tener que hacer hasta tres viajes porque el peso del pescado no permitía subirlo de una sola vez.
Ante estos antecedentes,os podeis imaginar que como a cualquier pescador,se nos puso un nudo en la garganta y ya nos podía el deseo de subir a echar un vistazo,pero la conversación terminó con una especie de premonición que tampoco nos dejo tranquilos ya que J concluyo diciendo que hace muchos años que no subia a las baterías de Campelo (que es como se conoce el sitio) y que no sabe en que condiciones estará todo aquello,que desde que le abandonaron las fuerzas para ir a por percebes,no quiso volver a subir.

En fin,despues de todos estos datos,emprendimos el viaje al lugar,tomamos la carretera que va de Ferrol a Valdoviño y a la altura de Meirás,nos desviamos a la izquierda a la altura de la Cooperativa.En primer lugar fuimos a hacer una visita a la playa de Campelo,una de las playas menos conocidas de la zona,pero visitada por unos pocos conocedores de las bondades en cuanto a capturas de buenos robalos y doradas.


Margen derecho de la playa,llama la atencion como forma una balsa natural con un importante escalon seguramente querenciosa para tentar con la caña


El margen izquierdo de la playa culmina con una formación de bolos que seguramente tambien sea un sitio caliente para tentar alguna buena pieza.

Una vez recreados con las vistas de la playa,hicimos una valoración de Montefaro,que comienza en el margen derecho de la playa y ante la imponencia del monte ya nos ibamos imaginando lo que nos estaba esperando,asi que sin mas perdidas de tiempo,volvimos al pueblo de Campelo y una vez atravesado,de pronto se terminó el asfalto y nos vimos metidos en una especie de pista forestal,en bastante mal estado,pero transitable,eso si siempre con precaución y sin poder subir de primera la marcha del coche,pero lo mejor es que la subida son cerca de 5 km,así que os podeis imaginar la situación.


Aspecto de los 5 km. de subida a Montefaro.

Y después de esta interminable travesía,accedemos por fin a las antiguas instalaciones militares,con dos pilares que nos dan la bienvenida con inscripciones de advertencia que aun se pueden leer impresas en las columnas.


En la columna de la derecha aun se pueden leer las antiguas inscripciones de advertencia.

Poco a poco el camino nos introduce en el antiguo asentamiento militar y el primer pensamiento que nos viene a la cabeza es la grandeza de la naturaleza y el poder que tiene ya que consigue devorar hasta aquellos elemento construidos por el hombre pensados precisamente para destruir.El silencio en el lugar es bastante peculiar y la sensación de estar en un sitio extraño nos acompaña en todo momento.



Imagenes de las antiguas instalaciones militares practicamente destruidas por la maleza

Dejamos atrás las antiguas construcciones y seguimos subiendo ya que aun nos quedan como 500 m. hasta las baterías y el final del trayecto.El camino por momentos se estrecha y se hace practicamente intransitable,asi que decidimos aparcar y hacer los ultimos metros a pie.Lo siguiente que vemos son las entradas a los antiguos tuneles y a pesar de presentar un estado de conservación bastante bueno,decidimos no entrar ya que no tenemos linternas a mano y no sabemos que sorpresa nos podemos encontrar,je,je.


Entrada a los tuneles

Y por fin llegamos a las baterias que estan en la cima del monte y podemos descansar la vista en unas hermosas vistas.


Imagen de las baterias y al fondo podeis apreciar la altura sobre el mar.

En cuanto llegamos a este punto ya nos dimos cuenta que lo que nos proponiamos era un imposible,ya que la bajada a los pedreros presentaba una caída de vertigo y ademas el monte estaba cerrado de maleza,lo cual nos impedía llegar a una zona de rocas que en las fotografias se nos presentaban como la via de bajada y literalmente teníamos el paso cerrado.Asi que nos pusimos a buscar el camino da Marina que nos había indicado J y tras dar algunas vueltas conseguimos encontrarlo y las la inicial alegria,se nos fue el gozo al pozo porque terminaba de esta manera.


Fin de trayecto.

Así que despues de este periplo nos tuvimos que conformar con sacarle una foto al pedrero que pensabamos pescar y en este caso el resultado esta claro,la naturaleza nos gana por goleada.Eso si,a pesar de no poder pescar,os recomendamos a todos los que os guste sentir la naturaleza mas salvaje,en un entorno realmente distinto y especial,el acercaros a visitar este lugar que no os defraudará.


Punta Campelo y la antigua via de acceso "da Marina".Tan cerca y tan lejos.

Saludos


Equipo Sargo Bravo










lunes, 30 de septiembre de 2013

Como hacer boyas caseras para la pesca

Hola compañeros.
En esta ocasión subimos una entrada de brico para que podais hacer vuestras boyas caseras para la pesca del sargo o cualquier otra especie susceptible de ser pescada con esta técnica.Después de nuestra experiencia con ellas os podemos asegurar que realmente funcionan,navegan de vicio,bien plomadas no ofrecen resistencia en las picadas de las piezas y dependiendo de la forma las podeis adaptar a un montón de situaciones,especialmente cuando el mar esta picado o en puestas de fuertes batientes.De entrada los modelos que os mostramos son pensados para pescar en estas situaciones y de nuevo os decimos que es una delicia ver como navegan y aguantan los embistes del mar.También cabe destacar que son boyas que resisten un monton de salidas,con lo que,a parte enganches desafortunados,os durarían bastantes salidas.
Ya se que muchos de vosotros podeis pensar que es uno de los elementos mas baratos del equipo,que no vale la pena ponerse a ello o cualquier otro argumento que es perfectamente válido,pero nosotros sentimos un placer especial cuando sabemos que uno de los elementos del engaño (aparejo)para esta bella especie tan desconfiada,fue hecha por nosotros y funciona,amén del dinerillo que nos ahorramos porque a lo tonto a lo tonto,con 10 boyas que nos fabriquemos tenemos para una bobina de Seaguar FXR,por ejemplo.

El elemento base para la fabricacion de nuestras boyas es un humilde corcho de champán,sidra o Lambrusco.


El siguiente paso consiste en poner el corcho en el microondas durante 30 segundos,si os pasais mucho se os quema por dentro,ademas de dejar un buen pestazo en casa pero 30 segundos suele ser suficiente para que expandan toda la capacidad.


Una vez expandido el corcho,lo taladramos bien por el centro con una broca del 5,cojemos dos corchos y los pegamos con una cola de contacto tipo Supergen y quedaria como la imagen de arriba.Nosotros pegamos dos corchos porque buscamos hacer boyas de 7 a 10 cm. de tamaño para que soporten pesos de 20 a 40 gr,que nos permiten pescar en todas las situaciones de mar.Evidentemente,cuanto mas picado esté el mar,usamos una boya mas larga o que aguante mas peso.Una vez que tenemos los dos corchos bien pegados pasamos quizá al proceso mas importante,que es darle forma,para ello utilizamos un taladro con un elemento para lijar y una lija media.En este proceso,al principio os parece complicado pero vereis que el corcho es facilmente moldeable y no es facil estropearlo,en este proceso le podeis dar la forma que querais pensando en la situación para que lo vais a utilizar.Si vais a pescar en aguas tranquilas que no requieran mucho peso o un corcho tan largo,podeis hacer la boya con un solo corcho en lugar de con dos pegados.Os recomendamos pasar un destornillador por el taladro de los corchos como se ve en la foto para facilitaros el manejo a la hora de lijar.


Tambien os recomendamos que el proceso de lijado lo realiceis al aire libre,ya que suelta una especie de polvillo que luego es una lata para limpiar si estais en interior.El siguiente paso seria darle una capa de Latex de alta densidad con un pincel,el Latex lo podeis encontrar en cualquier ferreteria,almacenes de brico,casas de pintura...os cuesta aproximadamente el bote de 550 gr. unos 5 €.El latex nos sirve por un lado para tapar la porosidad del corcho y que agarre bien la pintura,ademas aumenta la durabilidad de la boya haciendola mas resistente al agua y evita que el corcho se deshaga al golpear las innevitables rocas.


Aqui podeis apreciar la boya ya con la forma final tras el lijado y lista para aplicarle el Latex

Una vez que ha secado el Latex,que puede ser mas o menos un hora en condiciones normales,podemos proceder a pintar la boya y aqui tenemos dos opciones,por un lado pintarla con pintura y pincel,usariamos una laca sintetica y el color preferiblemente el naranja fluor o brillante,ya que es el color que mejor se distingue en los espumeros,incluso a larga distancia.La otra opcion es pintar con un spray de esos fluorescentes que se utilizan para hacer las marcas en la carretera.Este método os obliga a dar dos manos y luego otra mas de Latex para que quede con un acabado brillante,si no quedaría muy mate y la pintura en espray no es tan resistente como las lacas sinteticas.A mi personalmente me gustan mas pintadas a mano y realmente el tiempo empleado es el mismo.Las boya hechas para esta entrada estan pintadas con spray.
La laca sintetica para aplicar con pincel tambien es mas economica ya que os sale el bote entre 4 o 5 € y podeis pintar innumerables boyas,el spray anda por unos 8 € y se termina mucho antes.

Las dos opciones para pintar.

Y ya llegamos al ultimo proceso que es introducir un palito de chupa chups en la boya,en las boyas mas alargadas os haran falta dos palitos ya que uno no os alcanza.Nosotros solemos calentar el extremo de los palitos con un mechero y aplastarlo con lo que quedaria perfectamente fijado en la boya y no se moveria.


Si no quereis echar a perder los dientes a base de comer chupas para disponer de los palitos,tambien los venden en algun comercio,anda la bolsa de 50 palitos en 1 € mas o menos.

Por último os quedaria hacer la prueba de flotabilidad para ver cuanto peso resisten y podeis marcar con un rotulador permanente este peso en la boya,pero con la experiencia ya sabreis calcular el peso que resiste ya a ojo.

Resultado final pintadas a spray


Boya pintada a pincel,presenta una terminación más estetica


Pues ya solo queda meterlas en la mochila,largarse al pedrero y esperar que los sargo estén activos,porque las boyas realmente funcionan.

Un saludo.

Equipo Sargo Bravo.