Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 29 de junio de 2013

Sargos de San Juan (darle hasta que rompa)

Todavía con el olor a humo en el ambiente,los rescoldos de las hogueras aun calientes y los cuerpos de la mayoría de los mortales recuperándose de la dura batalla que supone la noche de San Juan,Jesús y Vicente se fueron el lunes a tantear los sargos,como si pertenecieran a una raza de humanos con capacidad de aislarse de los gozos con los que disfrutan la mayoría,pero la razón es que la fuerza del mar les tira con un poder que ni la mayor de las fiestas populares puede ejercer su influencia y dejarles en casa sin su dosis de "vareo".
Las condiciones eran un tanto contrapuestas,ya que en un día expléndido de sol,el viento del NE soplaba con una fueza que hacía temer por las posibilidades de poder pescar,el mar presentaba una agitación importante con olas entre 3 y 4 m. con un clareo monumental alli donde no batía la espuma y con una marea viva de 2 m. en la pleamar con un coeficiente por encima de 100.Las tablas solunares daban una actividad muy alta.
Una vez contempladas estas condiciones,la decisión prioritaria era la de buscar una puesta resguardada del NE y del viento que soplaba para tener unas minimas posibilidades de poder echar las varas.La decisión tomada fue la de ir al Seixo Blanco,en la costa de Mera,en una zona resguardada del viento,pero una puesta con una complejidad extraordinaria,ya que hay que pescar con lances largos,debido a los bajos que existen y una inmensa aguja de piedra que se introduce en el mar,mas allá de los 100 m. de la costa,pero que por experiencias anteriores sabíamos que era un buen apostadero para el sargo,otra cosa es que el estado del mar y el oleaje,nos permitiera pescar dentro de unas mínimas condiciones.
Tramo donde transcurrió la jornada.

Decidimos pescar con boya corrida o boya loca de 30 gr,debido a que el gran oleaje que presentaba la puesta,en caso de alguna picada,seguramente sería detectada antes a traves de la caña que de la boya y con esta técnica disponemos de una libertad en el aparejo para poder detectar estas picadas con mayor sensibilidad.El calado del aparejo andaba en torno a los 4 m. con bajos Seaguar FXR del 0,23 y de cebo utilizamos gambón,que en vista de como transcurrió la jornada,decidimos trocearlo para que nos pudiese rendir mas ante el temor de quedarnos sin cebo.
Ya desde los primeros lances,los sargos hicieron acto de presencia con poderosas picadas y nerviosas carreras,empezaron a salir algunos pero otros se enrocaban con facilidad,debido a la gran abundancia de rocas en la puesta y nos cortaban los bajos rozándolas en las piedras en sus intentos de huída,pero la jornada transcurría con una tremenda descarga de adrenalina ya que todos eran ejemplares de importante porte,la dificultad del lugar para izarlos era extrema,en muchos casos debido a la fuerza que ejercían,nos veíamos imposibilitados de "orientarlos" a los lugares mas fáciles para sacarlos y no nos quedaba más remedio que sacarlos a tumbos sobre piedras que quedaban en seco a mas de 25 m. de donde nosotros estábamos.
Jesús comenzando la jornada y notando la primera picada.

Y el primero a tierra.Podeis ver el estado del mar y lo complicado de la pesca en este sitio.

Las picadas se sucedían una tras otra sin descanso,con buenos combates,alguno que se libró y recuperó la libertad y la media de las piezas todas por encima del kilo,con alguno de 1,300 y 1,400.Hasta que llegó la primera incidencia,ya que Vicente en el intento de sacar uno de estos hermosos peces,se le complicó en exceso el momento de sacarlo,con lo que cometíó el error de tener la caña demasiado alzada en el momento de sacar a tierra el sargo con lo que se produjo la inevitable rotura de la puntera,a unos 10 cm. de la anilla,con lo que tras el cabreo inicial,se puso manos a la obra y gracias a la previsión de Jesús que llevaba una caja con varias anillas de puntera,se pudo recomponer la caña y seguir pescando como si nada hubiera pasado,además la gran actividad que mostraban los sargos,hacían olvidar este percance.
Puntera rota-Puntera arreglada.

A pesar de la puntera rota,los sargos seguían saliendo.

Como decíamos un poco mas arriba,empezamos a cortar el gambón en dos mitades y curiosamente la mitad de la cabeza,que anzuelábamos sin el caparazón,pero con las patas bien licradas,nos daban los mejores resultados de las picadas de los sargos de más tamaño.Así fue transcurriendo la tarde,con constantes picadas,sargos que salían,sargos que escapaban,hasta que Jesús decidió no seguir pescando y renunciar a seguir sacando pescado,debido a un enfriamiento en la espalda que le provocó un lumbago y ante la perspectiva de la vuelta monte arriba,acarrear el equipo y la pesca que llevábamos decidió reservarse para la vuelta.Y ya en uno de los últimos lances y para poner una nota negativa en la jornada,Vicente en el momento de hacer el lanzmiento,golpeó con la caña en una roca,cargándose el segundo tramo,con lo que la jornada tocaba a su final de manera forzosa,hasta que rompió la caña y la espalda de Jesús,que entre dolores y risas hizo mas ameno el ascenso de regreso.Aun así fue una tarde fantástica,de numerosas picadas,buenas capturas y momentos de tensión hasta ver a algunos de los sargos pescados,puestos "en seco".
Pescata final con la Arcadia Veret y Grauvell Teknos de 6 m.podeis ver el buen porte de los bichos

Pues esperando ya poderos contar la próxima salida que será en breve os mandamos un saludo a todos.

EQUIPO SARGO BRAVO


lunes, 17 de junio de 2013

Dos hombres en racha

Hola a todos.Aquí estamos de nuevo para comentaros nuestra última salida a varear a los queridos sargos.La jornada comenzaba temprano,ya que la hora de quedada fue a las 6.30 de la mañana,para poder aprovechar casi una marea completa que marcaba la pleamar a las 10.30.Las condicioces climatológicas eran bastante buenas,con ausencia de viento,temperatura muy agradable y sin esperar que nos lloviese durante la mañana.El coeficiente de marea era francamente bajo (51) lo cual  hizoque nos decidieramos a buscar unas puestas con mucho calado,donde en principio este inconveniente quedara minimizado,asi que después de debatir medio segundo,Jesús y Vicente,nos decidimos por probar los acantalidados de Dexo,donde en una de las puestas había sacado Jesús la semana pasada un hermoso ejemplar de 2 kilos.Este tramo de costa extenso,a pesar de estar bastante batallado,cuenta con una serie de puestas que por su dificultad de acceso o para pescar,siguen siendo sitios bastante virgenes,con acantilados casi cortados en vertical con alturas superiores a los 20 m. y con unas puestas donde predominan calados muuuuy profundos junto con cantidad de canales y apostaderos,que hacen de esta zona un lugar excelente para tentar a los sargos y especialmente a esos ejemplares viejos entrados en años,en carnes y en kilos.
Zona elegida para pescar en sus acantilados

El cebo elegido fue el gambón,que en muchas ocasiones teniamos que cortar a la mitad por su exagerado tamaño y poder adaptarlo a nuestros anzuelos del 2/0 y de fuerte consistencia para soportar las luchas con estos bravos peces y resistir el viaje por los aires que les esperaba hasta donde estabamos apostados.El mar presentaba un aspecto inmejorable,con el agua batida que en ocasiones creaba unas quedadas expectaculares,vamos,que se presentaba la jornada de manera muy positiva.También estábamos espectantes por probar la nueva producción del Macizo Torres y  ver si sigue manteniendo la calidad de la que viene precedida.Así que mientras montábamos nuestros aparejos,nos dedicamos a untar las puestas que teniamos previsto pescar,justo cuando empezaba a arrancar la marea.
Ya desde los primeros lances y después de tantear varias zonas querenciosas,dimos con nuestros amigos,que estaban apostados a lo largo de un tramo de pared muy escarpada y que nos obligaba a pescar a lo largo,en muchas ocasiones no sin dificultad,ya que estaban pegadísimos a la roca y a bastante distancia de donde nos encontrabamos.Pero fue Jesús,quien empezó a meter pescado en tierra,siendo el segundo ejemplar otro buen perraco que sobrepasaba con creces el kilo y medio y que puso a prueba tanto a pescador como a equipo,ya que la zona para levantarlos no era especialmente limpia y habia que sortear algunas piedras que hacían temer la subida del sargo.Pero ya sabeis que hay dos tipos de rachas:las buenas y las malas y la pesca no es una excepción,Jesús está en uno de esos momentos en que casi todo lo que le entra al cebo,practicamente sale a tierra y Vicente está en el otro opuesto,desde hace unas salidas todo son dificultades para detectar picadas por una boya mal elegida,pérdidas de sargos en las piedras o muchos fallos en las clavadas.....Después de comentar entre nosotros la conclusión a la que llegamos es que todavía no le cogió la mano a la nueva medida de la Grauvell Teknos (7,30) y se le está resistiendo mas de la cuenta,pero todo será cuestión de rodaje y estas rachas se las toma con deportividad y buen humor (casi siempre,je,je) además servirá para subir una entrada con suficiente experiencia para comentaros las diferencias entre las dos medidas de la Teknos,que por cierto,hay bastantes diferencias y obliga a una adaptación que a Vicente le está costando mas de la cuenta pero todo se da por bien empleado y por aumentar experiencias.
Jesús peleando un sargo de mas de kilo y medio

Hermosa imagen de la puesta,con una expectacular quedada del mar,momento en el que Jesús arrima un sargo.
Jesús a pleno rendimiento en el momento de poner en tierra al bicharraco.

Después de la batalla


Entre sargo sacado y sargo perdido fue pasando la mañana y en esta primera puesta,la actividad empezo a decaer,hasta que Vicente (como no) saco una boga y fue el momento en que decidimos cambiar de puesta ya que no pintaba la cosa bien.La siguiente puesta elegida,estaba a una corta distancia y nos permitía pescar en una zona bastante amplia pescando desde lo alto del acantilado,con un par de puntas donde pegaba el mar de manera esperanzadora.Después del correspondiente macizado,comenzamos pescar,siendo Jesús quien nuevamente detecto la actividad de los sargos y despues de una par de buenas picadas,otro sargo de buen porte fue sacado de nuevo por Jesús,en otra puesta complicada a bastante altura y no después de algun esfuerzo,de quedarse el sargo medio trabado en unos bajos,consiguió levantarlo por los aires hasta donde estábamos nosotros.
Tras un rato de pesca,de pronto aparecieron las lubinas atraídas por el macizo,por lo menos tres ejemplares de buen porte,se dedicaron a patrullar nerviosamente por la zona,sintiendo curiosidad por nuestras boyas,pero sin mostrar el mas mínimo interés por nuestros cebos.Vicente se acordó que entre los aperos,guardaba un gusano de vinilo y decidio montarlo para tentar a las lobas,pero no era suficientemente tentador ya que tras recorrer algunos metros tras el engaño,se iban de manera despreocupada.
La siguiente picada,Jesús pesco una boga y ya que estábamos dispuestos a todo,la anzuelo detrás de la cabeza para hacer un intento a "pez vivo" para las lubinas,pero el resultado fue sacar a la boga muerta despues de un rato de navegación y las lubinas desaparecieron definitivamente del pedrero.Ya terminando la  jornada y casi con el último gambón que nos quedaba,Vicente decidió probar en unos bajos bastante lejanos y dandole al aparejo casi 8 metros de calado,fue buscando algún pinto que no tardo en picar,un hermoso ejemplar de casi 1 kilo,que en parte vino a compensar los sinsabores de la jornada en cuanto a piezas se refiere.
Vicente en las alturas levantando un hermoso pinto.

Por fin Vicente toco escama

Los que se dejaron pescar


Y así llegó el fin de una jornada de pesca,que si bien no fue pródiga en piezas sacadas,si lo fué en cuanto a experiencias,a risas,complicidad,siempre con el recuerdo de nuestros compañeros Jose y Munaim que no nos pudieron acompañar,también hubo buen cafe de termo y las pilas cargadas para una semana que se presenta con la perspectiva de la próxima salida en un horizonte mas cercano y para rematar,una bandada de rorcuales,paso frente a nosotros navegando de manera imperial pintando una hermosa estampa de nuestro querido Atlantico.Un saludo para todos.


EQUIPO SARGO BRAVO.




sábado, 15 de junio de 2013

BOYA LOCA

Cuando estamos en puestas submareales, el calado suele ser grande; en ocasiones 6 o 7 mts, se quedan cortos; es entonces cuando hay que utilizar la boya corrida; si o si.

Hemos visto como realizarla en multitud de post ,
videos y demas. Nudos tope con monofilamentos o gomas que llevemos encima, nos sacaran de mas de un apuro; pero no son gran soluccion ; se aflojan, se sueltan, o simplemente topan de forma mosqueante con la primera anilla.
Proponemos una vuelta de tuerca mas. Por 1 eu mas o menos, tenemos una soluccion que muchos conocereis, pero que otros tantos hemos visto y habremos pasado por alto, preguntandonos, para que demonios sirve eso; obviando al mismo tiempo comentarselo al de la tienda.


Hablamos de esto:


Topes de silicona de la casa Kali, con perlas pasantes.
Testadas en varias salidas, estamos en condiciones de decir que son de calidad; una sola aguanta varias salidas.
Se montan en un suspiro, y al ser de silicona, poco o nada de daño, hacen a las anillas si realmente deben pasar por estas.

Entre otros comecios Rodhani las tiene.
Hay varias medidas  , pequeñas medianas y grandes; aunque a simple vista son dificiles de distinguir cuales son unas u otras, dado que la medida se refiere, no al tamaño de estas, si no al agujero pasante para el hilo.
Para haceros una idea.. usamos un 0,30 de linea madre y el tope que uso es el tamaño mediano, aunque el grande lo he probado, y puedo decir que queda bien apretado, siendo facil al mismo tiempo deslizarlo por la linea, sin perder por ello apriete.
Vamos a colgar un video de como colocar estos topes. Nada del otro mundo.
Perdonar de antemano la torpeza, o la mala calidad del mismo , ya que no estamos excesivamente duchos en el tema.


Un saludo y buena pesca!!

martes, 11 de junio de 2013

El hombre que vareo al Gran Sargo

Fue este fin de semana pasado,uno de esos donde da para contaros bastantes cosas,ya que por motivos y compromisos familiares,salimos a pescar cada uno por su cuenta y son varias las experiencias que pasamos y por pesqueros variados,que merecen la pena ser contados.
Abrió el fuego Jose el sábado en su tierra de adopción,Camariñas,uno de esos lugares donde un pescador tan pronto llega,queda enamorado,las posibilidades de pesqueros casi vírgenes,lugares de acceso muy complicado,peces menos recelosos,hacen de este largo tramo de costa,uno de los favoritos de estes 4 locos por la pesca.Las condiciones indicaban que el mar estaría en un estado magnífico para dar una buena remesa de sargos,pero "A Costa da Morte" es diferente.El metro escaso de ola que daban las predicciones se convirtieron en un mar muy metido,peligroso,que en nuestras puestas favoritas no dejaba pescar y si uno lo intentaba era a costa de como mínimo arriesgarse a un buen remojon.
Imagen del pedrero elegido.La última vez nos costo mas de 1 hora la subida de regreso.

Después de intentarlo en varias puestas,perder varias piezas debido a las dificultades que presentaba el mar,se decidio por una puesta algo menos expuesta,aun así,el mar obligaba a pescar al largo,es decir,fuera del rebufo de la ola porque de otra forma era prácticamente imposible mantener la boya navegando.
Puesta elegida y la que dio todos los sargos.

De pronto los sargos se volvieron locos y empezaron a comer de manera contínua,pero el estado del mar y la necesaria precaución,complicaban muchisimo desenvolverse bien en las piedras,de todas formas 5 hermosos sargos,dieron con sus escamas en la piedra,aun a coste de dos generosos remojones que Jose tuvo que soportar para sacar a un par de ellos.Pasado el momento de máxima actividad,dándose por conformado Jose y pensando en la subida que le quedaba,decidió que su "mono" de pesca por ese día,se había calmado y emprendió el regreso.
5 hermosos sargos al lado de la Abu García Diablo y el Exage 4000

Tomó el relevo el sábado por la tarde Jesús,en el entorno de Dexo,en una puesta donde se le sacan al mar sargos de muy buen porte,en bastantes casos por encima del kilo y medio.El mar seguía muy movido tambien por estes lares y hacía extremar las precauciones,ya que se trata de una puesta con una piedra en ligera pendiente,donde el mar barria de punta a punta el pedrero,pero Jesús,buen conocedor de la puesta,sabía que en la pleamar estaban los espáridos comiendo casi en sus pies,así que armado de gamba,se lio con ellos en un combate en el que 8 sargos perdieron la partida pero otros tantos le "enseñaron la matrícula".Así que fue una tarde muy entretenida con innumerables picadas y los sargos entregados al buen hacer de Jesus,que tuvo que soportar una lluvia intensa,pero a quien le importa un poco de agua cuando comen los sargos?a nosotros no desde luego.
Preciosa estampa del mar,de lo mas sarguera


Aunque parezca mentira los sargos comian casi a sus pies.

Capturas con la inconfundible Arcadia y el Penn Battle,un equipo de Champions

LLegó el domingo y el primero en partir al mar fue Munaim,sabemos que estuvo en el Seixo Blanco y no andaba el hombre con buena cobertura,con lo que no tuvimos muchas noticias de él,pero si nos dejo el testimonio de un par de horitas de batida,tres hermosos ejemplares,uno de ellos de 1,700 kg,todo un Gran sargo.
Grandes ejemplares al lado de la Tubertinni Magma y el Cinnetic

Y ya por la tarde fue la hora de salir al pedrero para Jesús y Vicente,ni Rolland Garros ni Fernando Alonso nos pudieron retener las ganas de varear un poco.El lugar elegido fue de nuevo la costa de Dexo,donde Jesús había dejado su impronta la tarde anterior,pero la idea era cambiar de puesta.
Llegamos al pedrero y nos encontramos el mar practicamente parado,con pequeñas olas que les costaba arrancar alguna espuma a las piedras.En estas condiciones no se nos planteaban las cosas muy felices,además nos habíamos dejado el macizo en casa con lo que nos planteamos una tarde de pesca itinerante,es decir,media hora en un sitio y si no pican,nos vamos a otro,ligeritos de equipaje.
La primera puesta elegida,era novedosa para nosotros,aunque por las condiciones tiene muy buena pinta,pero ese día el mar no acompañaba y después de alguna que otra picada de la rumia,decidimos cambiar de sitio.Después de buscar,vimos una puesta en la que yo había pescado en alguna ocasión con buenos resultados,es una zona acantilada,se pesca a 20 m. de altura,se domina una extension muy amplia con islotes,canales,lajas sumergidas y piedras que suben desde el fondo hasta 2 m. de la superficie,con un calado que las bordea que baja a los casi 10 m. una auténtica burrada.Salvo en alguna zona,el agua estaba bastante parada,pero de todas formas decidimos intentarlo.

Puesta en la que empezamos a pescar sin ningún resultado.

Y despues de un par de lances,llego uno de esos momentos que un pescador recordará toda la vida,en un lance muy largo,venía la boya trabajando en una de esas piedras que llegan a dos metros de la superficie y descienden hasta las profundidades del pedrero,en una zona de mucho calado,el agua en ese lugar estaba prácticamente quieta,sin espumas que sirvieran de elemento de escondite al sargo,cuando después de un par de "toques" dubitativos,de pronto la boya emprendio una carrera hacia las profundidades que parecía un cohete,Jesús clavó con tranquilidad y al momento se dio cuenta que lo que tenia al otro lado del sedal,no era un sargo normal,era un GRAN SARGO.La lucha realmente fue breve a pesar de que en las primeras carreras,el sargo arrancó unos buenos metros de linea del carrete que recordaba esas escenas de pesca deportiva de los grandes depredadores,en cuanto lo vimos en superficie,la adrenalina se nos disparó por que faltaba subirlo a 20 m. de altura en un acantilado en pendiente con el riesgo de perder la pieza por el aire.El resto,es para verlo,porque si no estuviera alli,no me lo creeria.El equipo de Jesús compuesto por la Arcadia Veret y un Penn Battle 5000,hizo un trabajo memorable,el animal subio con una suavidad y una rapidez que no se puede explicar.Una vez puesto en tierra,la tensíon,la alegria y la admiracion por un ejemplar tan bello no nos dejaban estar callados.Acabábamos de vivir un momentazo,Jesus había levantado un ejemplar de casi 2 KILOS,sin despeinarse,por cierto,el bajo era un FXR del 0,23,mas deportividad no se puede pedir.
Después de esto,creemos que lo mejor es dejaros unas imágenes porque el resto de la tarde paso entre comentarios sobre la captura y sin ninguna picada mas,pero nos daba igual porque Jesús se había convertido por derecho propio en Un Hombre que varea al Gran Sargo.
El sargo dio en la báscula 1,928 kg y midió 45 cm.No públicamos las fotos porque realmente no son muy estéticas,preferimos poneros las fotos del momento de la captura.

Momento de la captura y la felicidad de Jesús y eso que es un hombre contenido.

El sargo presentaba una librea espectacular,un autentico "pata negra"


Imagen de la puesta,os podeis imaginar la emoción de subir ese bicho por esas piedras.


Otra perspectiva de la impresionante puesta,Jesús recordando el momentazo.

Bueno compañeros,después de este fin de semana de visitar sitios espectaculares,de buenas capturas y ejemplares magníficos,buena camaraderia y momentos muy intensos,parecía que nos abandonarían las fuerzas,pero después de unas horas de marcharnos del pedrero,ya queremos salir a varear de nuevo,así que en breve volvereis a tener noticias nuestras.Un saludo para todos y buena pesca.

Equipo Sargo Bravo.

martes, 4 de junio de 2013

Vareando en Dexo.

Por fin llegó el domingo y con el,la tan esperada salida de pesca de la semana con los compañeros,aunque Jesús ya lo había intentado el viernes con el resultado de media docena de buenos sargos,todos por encima del kilo.La primera duda fue decidir hacia donde nos dirigíamos ya que nos temiamos la presencia durante toda la mañana de un viento del nordés moderado con rachas tirando a fuertes,además teníamos una marea con un coeficiente bastante bajo (59) y nuestras últimas experiencias con estas condiciones,fueron mas bien pobres en capturas,asi que Jesús propuso una apuesta arriesgada,un islote en la costa de Dexo,donde normalmente no pesca nadie debido a que la marea alta te puede aislar y puede ser complicado el regreso,pero por otro lado,buscábamos un sitio "virgen" para contrarrestar las condiciones clímáticas  y que el pescado estuviera menos receloso.


Vista aerea del islote,todo el frente es una magnifica puesta para el sargo y fue el lugar de pesca

Tan pronto llegamos,apreciamos que el viento era soportable y el mar estaba en unas condiciones muy buenas para tentar a los sargos,asi que sin mas demora comenzamos la bajada,armamos nuestras varas,cebamos con la siempre presente gamba y empezamos a macizar con un engodo a base de anchoa.Nos decidimos por unos bajos del Seaguar FXR del 0,23,ya que fuera del espumero,el clareo era predominante.Tras los primeros lances y alguna picada dubitativa,algun sargo que no clavo bien,salió el primero,fue Jesús el encargado de sacarlo y el lugar,una punta donde mas estaba pegando el mar,de hecho las condiciones fueron cambiando,levantándose un viento muy desagradable que complicaba muchísimo la pesca,ademas en esta punta,las fortisimas corrientes dificultaban bastante la navegación de la boya,pero no quedaba mas remedio que arriesgar si queriamos sacar pescado.



Jesús con la primera captura.

Transcurría la mañana y Jesús poco a poco,ya que las picadas se espaciaban,ponia en tierra 4 hermosos sargos,mientras Vicente lo intentaba pero no apreciaba ni las picadas.Despues de comentar entre nosotros llegamos a la conclusión de que el problema estaba en la boya;Jesús estuvo toda la mañana pescando con una boya alargada de 30 gr.de espuma del Decathlon y Vicente,en base a que el viento tiraba bastante se habia decidido por un boya tipo seta de neopreno de 40 gr.el problema es que el mar no estaba lo suficientemente agitado para cargar con excesivo plomo la linea y esta boya estaba trabajando con poco lastre para su capacidad,con lo que se apreciaban ligeros hundimientos de la boya pero no parecian picadas claras,con lo que los sargos sí estaban picando pero al notar resistencia,estaban soltando el cebo y no se clavaban.Una vez cambiada la boya por una como la de Jesús,no tardo ni 5 minutos en caer el primer sargo,otro buen ejemplar rondando los 1.2 kg,pero lo que no tenía ya remedio es que la pleamar hacía mas de 1 hora que había pasado y no se podía recuperar el tiempo perdido,pero la enseñanza es mas importante que los peces que no salieron y para la próxima vez,podra haber otro problema pero este seguro que no ocurre.Otro aprendizaje de esta mañana de pesca es relativo a la elección de la caña,Vicente en esta ocasión se decidió por armar la Teknos de 7.3 m. y con el viento que hacía dificultaba aun mas la pesca con el resultado de acabar con los brazos "rotos" al término de la jornada,por otro lado,la experiencia de trabajar una pieza decente con esta caña es una auténtica gozada,es una caña absolutamente deportiva que no le concede muchas opciones al sargo que se clava y lo trabaja y lo pone en tierra de maravilla,pero en condiciones de viento es recomendable bajar de medida a una caña de menos tamaño.Por su parte la Arcadia Veret que armaba Jesús,se queda uno sin adjetivos,realmente es una de las mejores opciones que existen ahora mismo en el mercado.




Jesús vareando con la Arcadia Veret,una maravilla de caña


Vicente armando la Grauvell Teknos de 7.30,con viento mejor traerse la de 6 m.

Y así entre una cosa y otra,transcurrió otra entretenida mañana de pesca,con 5 sargos puestos en tierra,algun que otro que se enroco en las rocas del fondo y se llevo el aparejo y superabamos  las expectativas del comienzo de la jornada ya que las condiciones de viento y coeficiente no nos prometían 
la posibilidad de buenas luchas con estos magníficos luchadores del Atlantico.
Emprendíamos el regreso con las pilas cargadas para otra dura semana que a fin de cuentas es uno de nuestros objetivos.


Las capturas en una "piscina" natural



Bonito grupo de sargos,todos de buen porte



Jesús adelantando las labores de limpieza




Ultimo vistazo a nuestro querido Atlántico,con la Marola al fondo.


Hasta la próxima compañeros.