Google+ Followers

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 23 de mayo de 2014

Pescador

Esta entrada os la queremos dedicar a todos vosotros que nos seguís desde hace un año,que habeis entrado 26.000 veces a leer nuestras aventuras y

ESPECIALMENTE se la queremos dedicar a nuestros mayores que nos metieron esta fiebre en el cuerpo.



                                                           GRACIAS,GRACIAS,GRACIAS.


Cobijado en su viejo chaqueton, fiel compañero de mil batallas, camina por el sendero solitario. Cada arruga de su cara es una muesca cincelada por el paso de la vida. En el horizonte...un objetivo, una esperanza, un olvido.
El rocio de la mañana le susurra los peligros venideros; lo sabe, esa roca húmeda, traicionera le espera.
Escucha con atencion el rugido del mar, esta cerca, lo huele, lo siente...le sugiere
Al pie del acantilado, la inmensidad del mar le recibe; las gaviotas, alzan el vuelo cediendole su morada; con parsimonia, desliza la caña de su hombro posandola en el suelo y con la mirada del viejo zorro fija su vista en la rompiente, analizando la puesta. Comienza a descender, precavido, siempre alerta; el saliente elegido lo conoce bien, es comodo, el cuerpo no pide riesgos, no son necesarios, el mar le enseñó que no es necesario buscar reconditos lugares para pescar. Diez metros mas abajo, las olas tratan de escalar el muro que le separa del hombre ; metro y medio de ola no suponen una amenaza.
Quedan tres horas para la subida, una respiración profunda y monta su caña, la mima, su fiel amiga lo merece, nadie le ha dado mas alegrias que ella, treinta años la contemplan,  cientos de rozaduras hablan de batallas, perdidas, ganadas; para el no es algo simplemente material, es su ocio, su vicio, acaricia sus manos y en un suspiro le saca de tristes recuerdos y pensamientos que en ocasiones le atormentan; la vida no es facil, olvidar tampoco.
En un giro de brazo situa la boya donde quiere y comienza a pescar; hace tiempo que dejo de usar macizo, ya no importa,  la espalda le martiriza, no puede cargar con el, da igual; su mente empieza a escapar del lugar, lia un cigarro, ya no esta alli, la tragica pena de su corazon,  dejo un vacio imposible de llenar, no pudo despedirse, cuantas palabras, cuantas frases de cariño imaginadas a lo largo del tiempo le hubiera dicho, ahora se diluyen como agua en la lluvia... maldice los años perdidos en la fabrica, no era buen lugar para comenzar, tampoco lo era el roquedo para olvidar...o si.... en un suspiro desaparece la melancolia, lo mismo que tarda el corcho en desaparecer bajo las aguas; con un rapido golpe de muñeca clava el pez; la puntera se tensa nerviosa y agitada arrastrando el hilo en un movimiento desesperado; el sargo lucha por zafarse del engaño, demasiado tarde, la pericia del hombre dirige las embestidas hasta la base del acantilado, baja la caña y con impulso decidido saca la presa de su hábitat, aprovechando el ballesteo de la vara.
Una vez mas, la pesca se muestra benévola con el viejo...es la unica que arranca los tormentos de su alma...
No la dejara nunca...... soy pescador....

miércoles, 14 de mayo de 2014

De vuelta a Punta Nariga

Buenas compañeros!!!!
Fue por octubre del año pasado cuando estuvimos tanteando los sargos por primera vez en Punta Nariga. Como podéis ver en la entrada anterior nuestro asombro fue absoluto ante tal despliegue de belleza natural. El acceso en coche ya te hace intuir que entras en una zona practicamente virgen, con ausencia casi por completo de edificaciones, siendo los aerogeneradores que asoman entre las frondosas copas de la multitud de arboles lo único que te recuerda que el ser humano deja su huella allá donde va.
Al asomarte a la linea de costa el pulso empieza a acelerarse y la impaciencia a jugar malas pasadas, como nos sucedió en esta ocasión.
Estábamos situados justo a los pies del faro, desde donde divisabamos esta bonita estampa....


 Nuestras mentes calenturientas comenzaron a funcionar y casi sin mediar palabra comenzamos el descenso. Al llegar abajo el escenario no pintaba tan bien como desde arriba. El fuerte viento del oeste que soplaba nos cogía de lleno, sin lugar para abrigarnos, un orvallo incesante mantenía las rocas frescas, que después de este duro invierno aun perdura esa especie de verdín en practicamente toda la linea de costa, lo cual convertía literalmente la puesta en una pista de patinaje, todo ello acompañado de rocas inclinadas con multitud de agujeros y pozas con agua que dificultaban nuestros movimientos.

Puesta
  Puesta

Una vez mas, nuestras cabezas nos jugaron una mala pasada, ya que decidimos montar el chiringuito y probar a ver que tal.... aunque divisabamos una saliente donde podíamos resguardarnos del fuerte viento.

En primer plano punta tras la cual estaríamos a resguardo del viento

Nos repartimos la puesta como buenamente pudimos, pero tras el primer lance nos dimos cuenta de que o cambiábamos de lugar o nos esperaba una jornada tortuosa. El cambio de puesta significaba recogida de material, ascenso, búsqueda del nuevo camino y descenso, ante lo cual preferimos el calvario de quedarnos quietos. Y el calvario comenzó, el viento y la corriente derivaban nuestras boyas al mismo lugar y nuestros hilos se entrelazaban, incluso hubo una ocasión en la que nuestros hilos se cruzaron y al mismo tiempo hubo dos clavadas de sargo, el lío fue monumental. Es tal la vida de las rocas que al recoger como te despistes el anzuelo queda clavado sin posibilidad de escape y todo ello sumado al patinaje claro....era dificilísimo mantener el aparejo en el agua.
Aun así fuimos capeando el "temporal" con humor y no pocas risas y entre tanto y tanto algún sargo fue subiendo...

Sargos bien merecidos

La jornada nos dejo para el arrastre, pero no nos quito las ganas de volver.

Saludos y buena pesca!!!!

EQUIPO SARGO BRAVO

jueves, 8 de mayo de 2014

San Adrián.Sargos fuerza 7

Hola amigos.
Esta salida que os vamos a narrar es una de esas con sabor especial y las capturas obtenidas son de esas que se recordarán durante mucho tiempo,no tanto por la cantidad o el porte de las piezas (un par de sargos cercanos al kilo y medio siempre son bien recibidos),si no por el escenario o por las condiciones climatológicas que nos encontramos en el pedrero.Será esta una entrada donde las imágenes tendrán protagonismo frente a la palabra por su belleza salvaje.

El lugar escojido para esta salida fue el monte de San Adrián,lugar este cercano a Malpica en pleno corazón de A Costa da Morte,situado enfrente a las imponentes Islas Sisargas (algún dia las varearemos,prometido),se trata de un monte que desciende directamente sobre el mar con un camino relativamente comodo pero con un descenso y lo que es peor con un ascenso,con desniveles de mas de 25 %,subida esta que despues de varias horas en el pedrero,se puede llegar a atragantar hasta el punto de que las paradas son frecuentes y las piernas realmente sufren de lo lindo.Para mas dificultades,una vez llegados al lugar,el viento soplaba con una potencia,que rondaría los 20-25 nudos,uno de nuestros principales enemigos y que te puede echar a perder una jornada de pesca.Una vez aparcados y divisando en la lejania las Islas Sisargas,vemos que el viento ademas de fortisimo,era variable,con lo que las dudas eran inmensas,pero una vez en el lugar decidimos arriesgar y emprender el descenso,con la confianza de que en un tramo tan largo y pescable de costa,no encontraramos algun pedrero que nos ofreciera algo de resguardo.

Monte de S.Adrian.Al fondo se puede ver Malpica
Otra bonita imagen del cabo.

La realidad fue bien distinta,ya que una vez alcanzada la linea de marea y empezamos a montar las cañas,vimos que teniamos por delante una de esas jornadas que te dejan para el arrastre y que además suelen ser escasas en capturas.Los lances son complicadísimos,la boya no navega bien,ademas en este lugar las puestas son realmente complicadas,ya que las piedras descienden en suaves rampas sobre el mar con lo que los sargos comen en poquisimo calado,ademas esta sembrado de bolos semisumergidos y son numerosos los canales que atraviesan de manera paralela la linea de costa,con lo que la complejidad de la faena se presentaba bastante grande.
Tan pronto llegamos,nos encontramos con esta hermosa estampa de Las Sisargas


Una vez armadas las cañas y cebadas con la innevitable gamba,es Jesús el primero que lanza y despues de no pocos apuros,para salvar el hilo de unas piedras laterales,se ve obligado a pescar apoyando la linea en el agua,ya que si no era imposible mantener la boya en el agua ni 15 segundos,debido al tremendo ventarron,que finalmente se fijo en el nordés,y las tremendas corrientes que trabajan la zona.Y no se hicieron esperar,ya que en ese primer lance,consiguio sacar el primer morlaco.Nos las prometíamos muy felices,pero entre la dificultad de detectar las picadas,estás que se fueron espaciando y que era prácticamente imposible maniobrar con las Cañas,la tarde se hizo muuuuuy larga.Cambiamos de puestas,variamos calados,cambiamos aparejos,cambiamos cien veces de boya,pero los sargos salían con cuentagotas,para más desastre nos veíamos obligados a ponernos de espaldas al viento,o sea de frente al sol,con lo que prácticamente pescábamos a ciegas,vamos que la boya ni se veía,y me río de las gafas polarizadas que lo único que hacían era empañarse de salitre y molestar.

Precioso color del mar en la puesta

Otra bella estampa

Puesta orientada al norte.Se puede apreciar como el viento levanta espumeros.

Compañero luchando con el viento

Vertiente oeste,puesta complicada con multitud de rocas semisumergidas pero entorno de libro para buscar a los sargos

La Arcadia Veret en accion con resultado de sargo a tierra

Pocas capturas pero presentaron buena batalla y son de buen porte

En fin,todo un sufrimiento,pero éramos conscientes de que no todos los días tiene uno oportunidad de  varear un sitio como este,así que tocaba aguantarse y sufrir.Por ultimo nos quedaba el reto de la subida conocida entre los pescadores lugareños como "La Penitencia" (no es gratuito el nombrecito) y sólo a mi se me ocurre echar un pitillo antes de emprender el ascenso.Cuando llegamos al coche,además de piernas de chicle,dolor horrible de cuello y de cabeza,mis pulmones se parecían a un acordeón.Pero viendo la puesta de sol desde el alto de San Adrián,antes de decir adiós a este entorno tan salvaje,a uno se le pasan todos los males y se siente orgulloso de esta tierra,de este océano y de estos amigos.El regreso en el coche fue prácticamente en silencio,pero una sonrisa de satisfacción se pintaba en nuestras caras,no hacían falta palabras pero estoy seguro que pensábamos lo mismo"Joder,como quiero a este Mar"

Premio final:
toca subir "La Penitencia"

Nos despedimos con un ultimo vistazo en el atardecer al Roncudo.



Saludos y buena pesca.

Equipo Sargo Bravo

sábado, 3 de mayo de 2014

Vareando por Camariñas

1 de Mayo. 11,00am
Amanece un dia gris, con apenas viento. Un coeficiente alto,82; mar de fondo de noroeste, como casi siempre por estos lares, altura de ola de 1.5 mts. y cero compromisos, es caldo de cultivo suficiente para tentar la mente calenturienta de un pescador. Marea para las 18.40h y viento noroeste flojo. Pinta bien la cosa.  Una hora despues, cargamos los bartulos y arrancamos; hora y media de coche nos queda hasta llegar a las puestas.


Hacemos un alto por el camino y nos surtimos con una empanada de bonito casera y un par de cervezas que nos reportaran energias a medidodia. Por supuesto el olor de la empanada recien hecha nos acompañara todo el viaje; creerme si os digo que fue un suplicio no incarle el diente..


Camariñas es la zona elegida, entorno salvaje y espectacular como pocos, costa de la muerte....

...costa de la vida


Al llegar a la zona elegida el viento constante de noroeste nos recibe, por lo tanto buscamos una puesta de espaldas a poniente. Varias son las opciones pero despues de marear la perdiz un rato , optamos por esta, ya vareada en anterior salida, que presenta un aspecto estupendo

Una vez abajo, este es el aspecto que muestra





Rocas sembradas de percebe, de mejillon, llenas de vida y llenas de comida para los sargos..














Canales que desde lo alto no se observaban, al llegar abajo se muestran esperanzadores.. el espectaculo de la puesta para los ojos es increible, los que pescamos sabemos lo absortos que nos pueden dejar estos sitios..

Macizamos las rocas escasamente (practicamente no lo usamos, unicamente a una hora de la subida y deirectamente al reflujo de la ola)

No esperamos mas, despues de coger unos cuantos cangrejos queimacasas, para, junto con las gambas tentar a los sargos, comenzamos a varear..



El golpeo del mar con 1,00 mts, 1.5mts,  y las quedadas cortas propusieron prescindir del plomo pegado al cebo, aparejo tradicional:  boya  -   plomo oliva practicamente pegado a la boya,a 10ctms. dado que no habia excesivo reflujo  -   emerillon  -   y plomillo (4grs) a unos 60 cmts del anzuelo.
 Las picadas no tardaron en suceder y el goteo de capturas nos deparo una tarde, alegre relajada y feliz a este par de enfermos, que loquean por la pesca


  Los sargos tenian un porte estupendo, muchos superaban con creces el kilo. Asi da gusto









El compañero dandole a la vara


                   Lentamente recogemos los equipos, el peixe y nos fuimos a deleitarnos con el entorno, y con esos ocasos que nos enseñan lo privilegiados que somos , al poder disfrutar de esta esquina del planeta...
 Como una imagen vale mas que mil palabras , os dejamos unas fotos para compartir con todos..






Hasta la proxima y buena pesca